lunes, 25 de abril de 2016

City and Colour: El nuevo camino


City and Colour en Chile
Sábado 23 de abril, Teatro La Cúpula
Fauna Producciones

Que City and Colour haya dado inicio a su segundo concierto en Chile con la cautivadora 'Woman' no fue un hecho fortuito. La extensa canción, que dura poco más de nueve minutos, funcionó como carta de presentación inequívoca de la nueva etapa que la banda abrió hace unos meses, con la edición de su exitoso nuevo disco "If I Should Go Before You" (2015), y que venían a mostrar en este nuevo concierto a un año de su debut en el Teatro Cariola.

Madurez es quizás el concepto que mejor defina lo que el grupo alcanza en ese álbum y, también, lo que mostraron en La Cúpula. Es que tanto en la grabación como sobre el escenario, City and Colour manifiesta que ya no se trata sólo de ese proyecto que Dallas Green armó para tocar las canciones acústicas y personales que escribía al margen de Alexisonfire; ahora es derechamente una banda de cinco piezas que saca lo mejor de cada una de ellas y que juntos alcanzan un nuevo nivel.

Eso se apreció, por ejemplo, en canciones como 'Hello, I’m In Delaware' y 'Lover come back', dos de las primeras que desataron euforia en el público, pero por sobre todo en otras como 'Northern Blues' y 'Killing Time', ambas pertenecientes al recientemente editado último trabajo, el primero grabado por los cinco integrantes juntos. Ese factor es importante por un motivo en especial: Jack Lawrence (bajo), Dante Schwebel (guitarra), Matt Kelly (teclados, pedal steel) y Doug MacGregor (batería) son músicos de gran nivel que con su dominio en sus respectivos instrumentos le suman nuevos matices a la propuesta de Green, tanto en escena como en el estudio.

En vivo, el quinteto se ve cómodo liderando una especie de rito en el que las capas de guitarras y teclados hipnotizan mientras la melodiosa voz del frontman guía a lugares a ratos oscuros ('Killing Time') y a ratos luminosos ('The Grand Optimist'). Otros elementos, como la performance de los músicos -en momentos muy interactivos y en otros sumidos exclusivamente en la música-, la excelente iluminación y el incuestionable sonido, suman a la ecuación. Que en la primera hora de concierto, mientras todo eso sucedía, haya sonado más de la mitad de "If I Should Go Before You" tampoco es casual: era la nueva cara de City and Colour mostrando todo su potencial.

Sin embargo, el show también da espacio al Dallas Green de antaño. Sobre todo cuando en el bloque en el que el canadiense se queda sólo en el escenario con su guitarra y armónica para interpretar de gran forma 'Day Old Hate', 'Body in a Box', 'Northern Wind' y la mitad de 'The Girl'. Esa parte del concierto es una de las de mejor recepción por parte del excelente y destacable público -"no puedo expresar lo gratificante que es ver a tantas personas interesadas en mi música", diría el propio Green- y no es raro, pues se trata de su pasaje más íntimo y conmovedor, pero basta con que el resto de la banda regrese a terminar 'The Girl' para comprender que el proyecto ha mutado y lo ha hecho para mejor.

El cierre con la gigante 'Hope for Now' con los cinco músicos sobre el escenario es nada menos que la confirmación: en el último año City and Colour terminó por tomar un camino que lo ha llevado a transformarse en algo cada vez más grande y mejor. Y sus dos visitas al país lo han dejado en evidencia.




*Revisa la galería completa en este enlace.

Por Ignacio Silva
Fotos por Estefanía Henríquez