lunes, 2 de marzo de 2015

Reseñas: Viet Cong - Viet Cong (2015)


La tarea de elucubrar un proyecto alrededor de un sonido espeso -como lo es en este caso el postpunk- conlleva inmediatamente a que una idea preconcebida (movimientos pacientes, y cierta opresión de sintetizadores) se nos venga por antonomasia a la cabeza. Para nuestra fortuna, no sólo será la incertidumbre de un sonido el que el grupo de Calgary trabaje en su disco de este año, sino que por el contrario, se adentran con propiedad al interior del estilo, y logran transmitir con bastante certeza esa especie de lengua muerta en que se convierten sus nuevas canciones.

Banda renacida desde las cenizas de Women, ahora abraza sin contratiempo la peculiaridad que define su línea musical: Saturación. Las canciones con resonancia y un muro grueso de sonido que se ve fuertemente sostenido por la batería, apelando continuamente a la baja fidelidad, son el signo más notorio dentro de la propuesta de Viet Cong, ya que por el lado de las influencias es innegable el tributo a Bauhaus.

Bajo el alero del sello Jagjaguwar (Bon Iver, Dinosaur Jr, Foxygen), y tras tener que pasar por ese clásico sino que es perder algún miembro en el camino, o bien, experiencias como la que le sucedió al bajista del grupo Mat Flegel que casi muere electrocutado –hecho que llevó a componer ‘Siluettes’-, apelan nuevamente a ese tema recurrente que siempre ha sido la muerte. Incluso hay un tema que lleva ese nombre. Y es que esa percepción contemporánea de la muerte como un cese definitivo parece demasiado sobre usado (con el amor han de ser las emociones más revisitadas e incombustibles). No obstante, si nos alejamos de los conceptos y nos centramos netamente en los créditos musicales del elepé, estos son bastante interesantes y sin duda abren el apetito a lo que puede ser un atractivo viaje de aquí al futuro.

La triada inicial no podría estar mejor pensada: ‘Newspaper Spoon’, ‘Pointless Experience’ y la gratificante ‘March Of Progress’ tienen una ubicación que aparte de enganchar a lo que vendrá, funcionan individualmente como una experiencia propia e inquietante. La primera como un llamado de ultratumba con su percusión saturada, la segunda con un inicio que invita a bailar en la noche cubierto de bajos gravitantes, siendo la tercera la que más emociones condensa por su composición algo progresiva, en que los tiempos así como el ánimo del tema va turnándose y moviéndose en una mezcla de resonancia.

Son apenas siete canciones. No obstante, no hay desperdicio alguno: ‘Continental Shelf’, por ejemplo, no tiene nada que envidiarle a lo que la banda de Peter Murphy hizo a inicios de los 80, con un aire gótico, ganchero y oscuro. En ese sentido, ‘Siluettes’ es la más desatada, abriéndose paso con desparpajo y cimentando el camino para que la extensa ‘Death’ haga un repaso final al ánimo del disco y lo cierre.

Este elepé homónimo está absolutamente bien pensado y ejecutado, tanto en su emoción, como en su estética, que si bien remonta con cierta obviedad a sus raíces, su resultado está a la altura de sus pretensiones. Se trata, en definitiva, de un disco de esos que te pueden fatigar o incinerar; sólo depende de la actitud con que te alistes a sus filas.



Artista: Viet Cong
Disco: Viet Cong
Sello: Jagjaguwar
Año: 2015


Por Francisco Silva