miércoles, 7 de enero de 2015

#Lomejordel2014: Discos Nacionales (Parte 2)


El 2014 pasó rápido. Pero como pocos años, dejó una gran cantidad de discos dignos de destacar. Tantos, que la tarea de hacer listas se hizo más complicada de lo común.

Por ello, decidimos destacar 20 álbumes internacionales y 20 nacionales que para nosotros, el equipo de Melómanos Magazine, fueron los mejores de estos últimos 365 días.

Acá la tercera de nuestro ranking 2014: discos nacionales del 10 al 1.


*Mira el ranking de discos nacionales del 20 al 11 en este enlace.


10. Intimate Stranger – Conversación Imaginaria


“Conversación imaginaria” es el primer disco que Intimate Stranger titula en español. Y con ello hay una declaración: una banda que desde una base de operaciones nacional, consolida una propuesta con ambición de alcance global. Las guitarras de Lau Vera, que deben al ambient y el shoegaze, llenan el espacio pero sin agotar e incluso a ratos funcionan como contramelodías a la voz de Tessie Spoljaric Woodgate. La vocalista además ofrece un set de letras en que se alternan desde la nostalgia a la emoción sin facilismos. Como en una conversación, esos dos polos se funden en un trabajo detallista y hermoso.
Felipe Retamal
Escucha en Deezer acá

9. Como Asesinar a Felipes – V


"V" es un crimen meticulosamente pensado. No es casualidad que el quinto álbum de Como Asesinar a Felipes sea de cinco canciones con cinco minutos cada una, resultado de esa hábil fusión de elementos que nos tienen advertidos de hace ya siete años: rap experimental, rock, jazz, y una pizca de delirio.
Ese sonido no tradicional que en ellos se acostumbra escuchar se nota más agresivo, más duro y perfectamente sincronizado en esta placa, como si un frío asesinato se ejecutara en cada canción. Las rimas rabiosas que se desatan golpean con fuerza al oyente para sacudirlo y provocarle un grato momento de lucidez.
Claudio Salas
Escucha en Deezer acá

8. Ases Falsos – Conducción


El segundo disco de estudio de los comandados por Cristóbal Briceño cambia un poco el estilo de lo que se trató su exitoso “Juventud Americana” (2012). Distinto, pero con una voz que sigue destacando y varios arreglos de cuerdas y bronces que llenan todos los espacios en uno de los álbumes más esperados del año. Pasos emotivos y la participación destacada de la guitarra acústica son algunos de los ingredientes más notorios en “Conducción”. Tampoco son menores las transiciones entre las melodías de cada canción. Eso lo podemos ver, por ejemplo, en 'Tora Bora' y la melancólica 'Yo no quiero volver', fiel reflejo de que no todas los temas del disco siguen una misma línea. Dinámico, entretenido, emocional y creativo. Breve resumen de lo que fue uno de los destacados en la escena nacional.
Mel Vargas
Escucha en Deezer acá

7. Prehistöricos – Nuestro día vendrá


Cuatro años tuvo el dúo para volver a reencontrarse con el público, y lo hizo con su disco “Nuestro Día Vendrá”, trabajo que se aleja de los sonidos más acústicos y simples de su entrega anterior “La Orquesta Oculta” (2010). Con este disco el pop logra definirse y las emociones, hacia la mitad del álbum, florecen como lo hacían al oír su primer trabajo. 'Que Suba el Momento', canción que da el puntapié inicial 'Nuestro Día Vendrá', se percibe como un golpe energético que comienza a diluirse hacia el final, para remontar con la misma energía del principio. Acá la música fluye, y eso es gracias al recurso instrumental que había sido un tanto ajeno en la entrega pasada. 40 minutos de un viaje donde subes, bajas y las emociones se te escapan del cuerpo.
Mel Vargas
Escucha en Deezer acá

6. Javier Barría - Folclor


El momento más sobrecogedor que nos tiende a mano el prolífico cantautor chileno en su apuesta probablemente más leftfield a la fecha viene con la proclamación “nunca más volveré a abandonarme así”. Un claro sentimiento de intentar pararse ante la adversidad, derrotado pero con destellos de fe. Así se siente "Folclor", una pequeña reliquia de 11 temas donde Barría vuelca su corazón y lo estrecha contra un vinilo, asegurándose que cada pieza de sentimiento quede en ella. Los destellos floridos de ‘Nuestro Imaginario’ y ‘El día en que dejaste de quererme’, junto a los letargos sonoros de ‘Nuestro Folclor’ hacen de este su trabajo más jugado y audaz.
Camilo Pérez
Escucha acá

5. Natisú - La Historia


Escuchar ‘Continente’ o ‘La historia’ es como situarse en el medio de una guerra entre lo tribal, el folk y un ejército de máquinas, siendo además una sensación que se extrapola al conjunto total de canciones. Los cruces son múltiples, no obstante, el maquillaje jamás obstruye lo que parece ser la médula del álbum: una infinita emocionalidad. Y es que esa aura de fábula, cantada desde las trincheras de lo personal, característica dada por la espectral voz de Natisú, es capaz de volcar hasta la más mínima resistencia.
Francisco Silva
Escucha en Deezer acá



4. Martín Pescador – Un Fulgor


En bellas canciones en que la desesperanza se trata como escapismo y con imágenes sobre lo incontenible de la naturaleza, Martin Pescador consolida su propuesta de folk y post rock con fuertes referencias a la música instrumental. Lo que logra la banda de Ariel Acosta en “Un Fulgor” es que algo tan difícil como equilibrar ruido con intimidad, se escuche fluido y coherente. Es pasar a sonidos deudores de Travis a Mogwai en pocos minutos y sin trauma. 'Vendaval' y 'Nunca habrá nieve' resumen los polos del álbum. ¿Otro detalle? ponga atención a las guitarras eléctricas de Arturo Ríos. Discazo.
Felipe Retamal
Escucha en Deezer acá

3. Javiera Mena – Otra Era


Entre una marea de sintes y aderezado con esa cubierta rítmica que se impregna como un simbionte en los trabajos de Mena, "Otra Era" viene a ser el episodio culmine de una trilogía, si obviamos "Primeras Composiciones 2000-2003" (2013). La parte final de un recorrido en que no ha sabido como dar un paso en falso. Y es que su coronación como referente del pop chileno de la última década luce como una recompensa justa de la mano de singles potentes como ‘Espada’, o temas repletos de ganchos como ‘Que Me Tome La Noche’, armando un trabajo que traduce naturalmente ese lenguaje universal de las pistas de baile.
Francisco Silva
Escucha en Deezer acá

2. Ana Tijoux - Vengo


Vengo es toda una declaración universal de identidad y comentario social, que arrolla con la fuerza que solo una mujer ejército (como lo es Ana) puede poseer. En su disco más vital, Ana Tijoux le muestra a su hija sus hijos un mundo absorbido por el consumismo (‘Los peces gordos no pueden volar’), le alza la mano a los hermanos palestinos (‘Somos sur’), a las mujeres chilenas (‘Antipatriarca’), entre otros. En "Vengo" hay palabra de sabiduría para todos, envuelta en el sonido más orgánico de unas composiciones que atraviesa por elementos folclóricos chilenos, funk y soul. Este es el sonido de una mujer astuta y errante, que como dice en el glorioso tema titular, viene a mirar el mundo de nuevo.
Camilo Pérez
Escucha en Deezer acá

1. Protistas - Nefertiti

“Nefertiti” era la gata de la casa de Álvaro Solar, y mira hacia el espectador en la portada del regreso de Protistas. Es que lo íntimo, condensado en letras que asemejan micro cuentos, cruza los relatos sobre desesperanza. Ese tópico, manoseado hasta el cansancio, se resuelve en canciones en las que se transforman imágenes en narraciones atemporales de personajes que hablan desde la intimidad sin resultar forzado. Todo en un fondo de guitarras filosas, que alternan con momentos de vulnerabilidad acústica y otros de experimentación sónica, pero que no restan fibra melancólica e intima al álbum.
Felipe Retamal
Escucha en Deezer acá