miércoles, 30 de julio de 2014

Sesiones Perdidas #1: Disparos certeros

Como Asesinar a Felipes + deMentira
28 de julio, Sala Master U. de Chile

Una de las grandes virtudes de Sesiones Perdidas es el privilegio que se le tiende a la conexión que se teje entre el artista, su propuesta y la audiencia que lo rodea. Y esencialmente ese fue el tópico que marcó la noche inaugural de este ciclo de conciertos en su edición 2014. Cuando se trata de eventos en la Sala Master de la Radio Universidad de Chile, es todo sobre la atmósfera y el sonido.

Problemas y pormenores a un lado, la sesión partió a las 9:00 en punto, de mano de un deMentira que probó ser amenazante, curioso e invitativo al instante. El proyecto de Ariel Altamirano capturó y mantuvo distraída a la audiencia durante una media hora en manos de su propuesta de glitch que traería puntos álgidos como ‘Noche especial’, y la aparición de Fakuta en ‘Día y hora’, donde Altamirano haría gala de sus dotes de manipulación vocal en las vocales etéreas de la invitada. El set de anoche es prueba de que la paleta nacional de artistas posee una gran variedad, y que en ejemplos de electrónica no estamos cortos. Los mejores momentos de deMentira traen a la mente a un Machinedrum en la era de “Bizness” (2004), sombras de DJ Rashad y Burial.

Tras un intervalo de unos 10 a 15 minutos, entra en gloria miembro por miembro Como Asesinar a Felipes, con ‘Siempre será lo mismo’ a modo de calentamiento para lo que vendría después. Inmediatamente Koala Contreras empezaría a atacar a la audiencia con la energía de sus versos, con un complemento ideal de mano de la extrovertida y precisa ejecución de Metraca en la batería, SebaBala en el bajo, DJ Spacio introduciendo los efectos de sonido, como los diálogos levantadores de ceja que suelen dar apertura a las canciones, y Gabo en los teclados. La química de los miembros se refleja mucho en la interacción que tienen al momento de tocar, lo cual se pudo ver en el cierre de la presentación. Entre las canciones más destacadas en aparecer estuvieron ‘Caen’, la emblemática ‘Operación CAF’, ‘Formo parte de un engaño’ y ‘Ya perdimos la paciencia’. Pero por sobre todo, la presentación destaca por recargarse en material de su alabado álbum “Comenzará de nuevo” (2012), además de un tema nuevo que evidencia una progreso natural en vela de este último álbum en cuanto al próximo.

Para redondear, este año Sesiones Perdidas partió triunfal manteniendo más latente que nunca el vínculo artista-público que hace las sesiones íntimas más eficaces. Si eso se mantiene en la próxima presentación (Martín Pescador + Cadenasso), está aún por verse, pero todo hace parecer que será igual de complaciente. O tal vez más.


Por Camilo Pérez Fernández
Fotos por Jorge López