domingo, 15 de junio de 2014

Reseñas: Damon Albarn - Everyday Robots (2014)

“We are everyday robots in our phones, in the process of getting home. Looking like standing stones, out there on our own” versa la voz de Damon Albarn. Así es como empieza la primera canción del último trabajo del líder de Blur y Gorillaz, canción titulada 'Everyday Robots' y que también le da el nombre al disco que fue lanzado el 25 de abril de este año.

Con este álbum es como Albarn vuelve a demostrarle a la audiencia de qué está hecho: pura y santa experiencia. Esa experiencia se ve reflejada a la perfección de la mano de canciones maduras, con sentimiento, potentes letras y una solidez que se percibe desde el primer acorde –a lo más parecido a un violín- en “Everyday Robots”. Y es ahí donde recae la solidez antes mencionada. Hay una búsqueda, un experimento con instrumentos y voces que realmente funcionan bien y que lograron darle un promedio de cuatro estrellas por parte de la crítica especializada, además de dejar a los fans con una sonrisa gigante.

A diferencia de su álbum anterior “Democrazy” (2003), que se caracterizó por un jugueteo constante, unos toques de sintetizador y bases sin mayor congruencia, once años más tarde Damon Albarn se sacude las ropas y vuelve con más fuerza que nunca invitando incluso a colaboradores como Brian Eno.

El viaje de “Everyday Robots” nos remonta al invierno, a frío y a días de soledad. A una tristeza demoledora. En doce canciones, sólo un par tienen acordes que nos pueden traer sentimientos un poco más reconfortantes. Una de esas es 'Mr. Tembo', tercer single del disco.

Sobre los otros cuatro singles que fueron lanzados, podemos notar lo experimental pero completamente estudiado de las canciones. Desde sintetizadores y xilófonos, hasta guitarras acústicas y pianos acompañan cada canción de este trabajo, creando un ambiente cálido donde las bases reinan.

Se vuelve interesante, por ejemplo, oír las transiciones entre una canción a otra ya que muchas veces resulta difícil darse cuenta cuando finaliza una y comienza la siguiente.

Donde mejor se puede notar esto es en lo brillante que resulta el cambio entre 'Lonely Press Play' y 'Mr. Tembo', donde la primera –que tiene un tono melancólico, pausado y con ritmos parejos- termina en el mismo acorde con el que empieza 'Mr. Tembo', lejos la canción más alegre del disco. No te das cuenta cuando ocurre ese cambio porque absolutamente nada te indica que vendrá. Como decía: Brillante.

Más adelante se encuentra 'Parakeet', 43 segundos de puro sintetizador, sin letra y que se asemeja bastante a lo que sería una canción de videojuego. Es la antesala de siete canciones marcadas por la nostalgia, donde incluso se escuchan melancólicas trompetas de fondo.

Los otros dos singles son 'Hollow Ponds' y 'Heavy Seas of Love', ésta última es la encargada de finalizar el disco, empezando con voces graves y solo la compañía de un piano rematando con un coro pegadizo.

Se comenta que Albarn volvería a nuestras tierras dentro del segundo semestre de este año, dejando los bolsillos de los fanáticos del brit llenitos de aire. Lo digo porque los shows que brinda el líder de Blur son pura calidad y es clarísimo que la presentación de su último trabajo es un evento imperdible.

Conclusión: “Everyday Robots”, joya de disco. De lo mejor que va de este año. Lejos.





Artista: Damon Albarn
Disco: Everyday Robots
Año: 2014
Sello: Parlophone, Warner Bros, XL.














Por Mel Vargas