lunes, 8 de julio de 2013

Kinética: “En este disco me siento mucho más consciente de lo que estoy haciendo”


Debutó hace tres años con un EP que era sólo una muestra de su novedosa propuesta, y ahora vuelve recargada con la experiencia brindada por el tiempo y el trabajo. Emiliana Araya (a.k.a. Kinética) lanza hoy “II”, su nuevo disco, y en esta entrevista repasa todos los detalles que trae consigo el segundo trabajo.
Por Ignacio Silva
Fotos por Inti Gajardo

“Quería sacarlo ahora, porque si no lo hacía, no lo iba a hacer quizás hasta cuando” lanza Emiliana Araya apenas se prende la grabadora. Sus palabras aluden al perfeccionismo que la llevó a pasar mucho tiempo revisando minuciosamente los detalles de lo que viene preparando hace ya varios meses, lo que le dificultó desprenderse y estrenarlo.

En el 2010 debutó en el plano discográfico bajo el nombre Kinética, de la mano de un homónimo EP que encerraba su particular visión de la música en ocho complejas canciones donde la potencia de los beats y los bajos contrastaban con su suave voz.

Ahora, a exactos dos años de eso, la multifácetica artista regresa con “II”, una apuesta más arriesgada en la que la electrónica que la caracterizaba entra en juego con la música docta, generando un interesante trabajo para el cual se rodeó de algunos de los personajes más renombrados de la música local.

Para empezar, y a diferencia de lo que fue su debut, ahora Kinética cedió las labores de producción del disco a De Janeiros, el tándem de productores que forman Milton Mahan (Dënver) y Pablo Muñoz, ambos personajes ligados fuertemente a la escena del pop local.

Por eso, la tarea no fue nada de fácil para la músico, que antes de dar con la gente tras su placa tuvo que pasar por un largo y llamativo proceso. En sus palabras: “Cuando decidí hacer el disco nuevo justo había salido el de la Fakuta. Lo escuché y fue como ‘oh, que increíble cómo suena’. Ahí busqué quién estaba trabajando con ella y llegué al Milton y al Pablo”. Y continúa: “Yo empecé a cachar los historiales de los chiquillos y no sabía si me iba a atrever a trabajar con ellos, pero encontraba que le sacaban muy bien el sonido electrónico a la música. Aunque sabía que ellos tenían harto más arraigado el concepto del pop y mi gran temor era ese: que me popearan mucho el disco”.

A pesar de las diferencias, Araya se embarcó en el trabajo con De Janeiros, aunque asume que en un comienzo no los buscaba directamente para que se encargaran de la producción de su álbum.

¿Cómo fue trabajar con productores? En el primer disco hiciste todo sola.

-Fue raro porque, en el fondo, lo que yo quería de ellos era la pega de ingeniero en sonido. Yo iba a trabajar eso con ellos: que me grabaran bacán, que cambiáramos ciertos sonidos de sintetizadores, ciertos bombos, para que sonara más pro y me pasaran las mezclas y listo. Pero de a poco se empezaron a involucrar en la producción del disco, y esto significó que  tocaron más cosas y opinaron sobre otras. Para mí fue súper enriquecedor el trabajo, fue bacán. De hecho, siempre digo que es 100% recomendable trabajar con los chiquillos. Yo venía de un mundo musical y de manera de componer nada que ver a lo de ellos, pero ellos son súper capaces de involucrarse en eso y sacar lo mejor de ti en tu propio cuento. Eso es súper heavy, porque yo conozco poca gente que puede hacer una cosa así.



Fakuta, la misma artista que generó el lazo entre Kinética y el dúo De Janeiros también aparece en los créditos de “II”. La autora de “Al Vuelo” (2012) se anota con la única colaboración en voces del disco con '1620', en una movida que también tiene todo un trasfondo.

“La llamé a colaborar en un tema porque con ella me pasó una cosa bien particular”, analiza Emiliana. Y explica: “A mí me molestaban hartas bandas de esto que se ha catalogado como ‘el nuevo pop indie chileno’, pero me encontré con su música y me llamó la atención su onda. Me acuerdo que escuché su disco varias veces y justo había hecho un tema que tenía sólo la primera parte cantada y la segunda todavía no la tenía resuelta, así que se me ocurrió invitar a alguien y pensé al tiro en la Fakuta. Fue bacán porque encontré que hizo una cuestión súper bien pensada, muy bien hecha y bonita. Ella se adaptó al tema, y eso fue lo bacán. Fue ella, obviamente, pero se adaptó a mi onda cantado por ella. Entonces suena súper choro”, concluye.

A pesar de contar con personajes del pop, para Kinética su disco va por otro lado muy distinto. De hecho, le da más importancia al lado docto que le otorgó a la placa el trabajo de Marcos Meza (Cómo Asesinar a Felipes), experimentado músico que sumó a la ecuación uno de sus elementos más importantes: los cornos.

Una de las características llamativas del disco es la inclusión de los cornos franceses. ¿Cómo se dio esa idea?

-Inicialmente mis temas tenían arreglos de cuerda, entonces un día le dije a Marcos Meza que iba a hacer un disco y que me gustaría trabajar con él. Le pregunté si me podía ayudar con los arreglos de cuerda, porque yo los tenía tocados, pero no cachaba bien cómo hacer las transcripciones. Nos juntamos un día a escuchar los temas y ahí me dijo: “están bacanes, pero para que se sostenga el en vivo, tienes que tener como 20 músicos, y eso es caro y difícil”. No sabía qué hacer, porque podía grabarlos para el disco y en vivo tirarlos por sencuencias, pero no es lo ideal. Entonces Marcos me dijo: “Oye, justo yo estoy trabajando con un cuarteto de cornos. ¿Te tinca que probemos? Porque los cornos suenan más fuerte y con menos abarcas más armonías y le haces el peso a la bases”. Pasó las partituras a arreglos de cornos, hizo un par de cosas más para que quedaran más bonitos y fue maravilloso. Para mí fue como “Marcos eres lo mejor del mundo, te amo. Por dios, eres el más seco” (risas). Además, él es súper aplicado: tenía las partituras hechas al toque, anilladas en unos libros… es súper profesional.

De ahí en más, todo fue tomando forma para llegar a lo que estrenará hoy. Un trabajo que su  propia autora denomina como “docto-futurista”, no necesariamente por tratarse de música de escuela, sino por el contraste de sonidos que se logra. “Mi búsqueda era contrastar sonidos doctos, soul y electrónica, y que sonara moderno, porque temí en algún momento sonar como uno de esos discos de chill’out del Starbucks”, explica Kinética. “Siento que el trabajo es bien parecido al primero, pero mejorado. Está como evolucionado: los sintes y los beats suenan mucho mejor. Es que hay un trabajo de ingeniero en sonido bastante importante ahí que es lo que a mí me interesaba”, concluye.

¿Tienes alguna expectativa con este disco?

-Ninguna. Mi gran meta en este minuto es que salga, porque ha sido harta pega en muchos sentidos. Me voy a dar color y lo voy a subir por iTunes para que se venda por tema o completo, donde lo quieran tener. Va a haber descarga gratuita y todo, pero el que lo quiera comprar, que compre en iTunes o como copia física. Me voy a dar todo el color del mundo porque he invertido harto tiempo, pega y plata en este disco. Quiero que se mueva; me interesa que se escuche porque le tengo fe al trabajo. Siento que el primer disco era más temeroso, pero en este me siento mucho más consciente de lo que estoy haciendo y encuentro que está bueno. Obviamente sé que hay gente a la que no le va a gustar o no lo va a pescar porque es lógico, pero yo estoy súper conforme con el disco.

"II” tendrá su lanzamiento oficial este miércoles 17 de julio, con un show en vivo que se desarrollará en la Sala SCD Bellavista. Más información en este enlace.

Descárgalo gratis (por tiempo limitado) desde acá o cómpralo en iTunes acá. Escúchalo a continuación: