domingo, 23 de junio de 2013

Reseñas: Dënver - Fuera de Campo (2013)


Tres años fueron más que suficientes para esperar por una nueva producción de Dënver. Tiempo necesario para hacer un quiebre trascendental en su carrera. "Fuera de Campo" se transforma, más allá de ser su disco más esperado, en una de las pruebas más fehacientes de que se puede hacer pop con honestidad.

La bienvenida a este nuevo viaje de Dënver es con "Las Fuerzas". Un comienzo lleno de fantasía, integrado por distintos arreglos orquestales, pasando por vientos, bronces y cuerdas. Un comienzo suave y armonioso, que da señales de una maduración de lo ya escuchado en "Totoral" (2008) y "Música, Gramática, Gimnasia" (2010). Una introducción que define el primer compás del hijo de ambos discos.

Pues, a continuación, "Revista de Gimnasia" delimita un segundo patrón en "Fuera de Campo". Si en el primer corte la propuesta es estratosférica, la segunda línea sigue un esquema bailable, destacando los bajos y la rítmica de las percusiones. Es algo así como escuchar "Mi Primer Oro" en extenso; o presenciar la reencarnación musical de KC and the Sunshine Band o los Bee Gees, pero traducidos a un pop fresco, cálido e "inocente".

Así es como dos grandes "fuerzas magnéticas" se enfrentan a lo largo de casi 50 minutos de música y buenas canciones. Por un lado, el romanticismo puro y de antaño con composiciones como "Medio Mal" y "Concentración de Campos" (con Cristóbal Briceño); y por otro, la pista y ese toque más groove que entrega "Profundidad de Campo" y "Torneo Local". Las demás canciones, esas nacen del choque de ambas corrientes, logran un quiebre experimental que, junto con la teatralidad de algunas intervenciones, enriquecen aún más el disco.

Lo de los arreglos vocales es otra cosa. Escuchar a Mariana Montenegro siempre es un placer. Pero esta vez, transformada en una posible versión contemporánea de Jeanette u Oliva Newton-John, hace aun más disfrutable su interpretación. Lo mismo pasa con Milton Mahan y la combinación de ambos. 

Pero más allá de ser un buen tercer álbum, "Fuera de Campo" se convierte automáticamente en la consolidación de la identidad del dúo. Lograron, en diez canciones, hacer un pop de vieja escuela y que posee un alto grado de calidad en cada segundo que pasa. Es un disco sólido, liviano y digerible. Pues, a diferencia del nombre de la placa, Dënver no dejó que ningún detalle quedara "fuera de campo".



Artista: Dënver
Disco: Fuera de Campo
Año: 2013
Sello: Feria Mix

Por Jorge Rubio Soto