lunes, 18 de febrero de 2013

Colors Night Lights: La fiesta funk perfecta

Jamiroquai + Kool & The Gang + Los Amigos Invisibles en Chile
Domingo 17 de febrero, Movistar Arena

Estaba todo dispuesto para ser una gran fiesta. Los nombres que nutrían el cartel del Colors Night Lights así lo hacían parecer y esa era razón más que suficiente para creerlo. Lo que había empezado hace unos instantes con el chileno Stefano Parodi, comenzaba a tomar forma a eso de las 18:00 horas cuando el público empezaba a llenar el Movistar Arena y el ambiente dentro del recinto era idóneo para una jornada inolvidable. En el escenario, Los Amigos Invisibles daban inicio a su show, el tercero que daban en tierra local en los tres últimos años.

Tal como en las oportunidades anteriores, el set de los venezolanos estuvo cargado de cortes emblemáticos de sus más de 20 años de trayectoria. 

'Mentiras', 'Ponerte en cuatro' y 'Viviré para ti' (con la chilena Carito Plaza remplazando a Natalia Lafourcade), fueron algunos de los temas visitados, todas fieles postales de la particular lectura que el conjunto hace del pop y los ritmos negros, a los cuales dotan de su propia identidad y humor para dar forma a "la gozadera" que siempre cautiva a sus fanáticos. Y ésta no fue la excepción.

Media hora después de la presentación de LAI y con una puntualidad absoluta en relación al programa (una característica que se mantuvo hasta el final), salieron a escena los que para muchos eran la mayor atracción del día: Kool & The Gang.

Liderados por el incombustible Robert "Kool" Bell, los de Nueva Jersey respondieron al cartel de leyendas del funk y desplegaron una notable performance que, además de un sonido impecable, se vio fortalecido por el histrionismo de los nueve músicos en escena. 

Porque qué importa si en cuanto a integrantes la banda poco se parece a la de su época dorada; cuando suenan clásicos como ‘Fresh’, ‘Get down on it’, ‘Cherish’ y ‘Celebration’ la fiesta entera toma sentido.

El esperado cierre llegó a eso de las 21:30, cuando Jamiroquai en pleno se instaló en el Movistar Arena. 'Twenty Zero One' fue el punto de partida de un setlist que estuvo repleto de éxitos.

Sin embargo, a poco andar se pudo notar que poco había de diferente entre este show y el que la agrupación dio en Santiago en abril de 2011: se tocaron igual número de canciones; aunque menos, se repitieron los acoples y problemas en el audio (Jay Kay llegó a lanzar morisquetas y hasta una toalla al responsable); y los arreglos de cortes como 'Love Foolosophy' fueron idénticos a los de hace dos años. Incluso el chaquetón con motivos andinos del vocalista resultó genuinamente parecido al usado en su visita anterior.


Pero aunque las similitudes no pasaron desapercibidas, poco importaron a un público devoto de los ingleses, que disfrutó y bailó al ritmo de hits como 'Little L', 'Canned Heat', 'Space Cowboy', 'Alright' y 'Cosmic Girl'. Aunque la película –como de costumbre- se la robó Jason Kay, quien con su interpretación perfecta y los tradicionales pasos de baile que lo hacen flotar sobre el escenario, se llevó todas las miradas.

En suma, Jamiroquai repitió una fórmula que conocen a la perfección y con la que el éxito les parece seguro. Pero qué razón tiene criticarlos por eso; Jay Kay y compañía saben lo que tienen y lo defienden a cabalidad.


Por Ignacio Silva
Fotos por Bianca Godoy Paez