jueves, 31 de enero de 2013

Reseñas: Primavera de Praga - La Vida El Cielo El Mundo El Infierno (2013)


Primavera de Praga empieza el año de la mejor forma editando su cuarto álbum de estudio, luego de seis meses dando vueltas por las oficinas de las disqueras. "La Vida El Cielo El Mundo El Infierno" marca un evidente quiebre con su antecesor, "Satélite" (2009), con letras mucho menos optimistas y oscuras.


El disco parte con el vocalista de la banda, Leo Saavedra, gritando: "En el nombre de la madre, del hijo, de la vida hermosa y la fucking World". Esto, aunque pareciera innecesario, marca un punto clave en el desarrollo del LP, que tiene tintes conceptuales a lo largo de cada uno de sus pasajes.

La banda muestra un gran cambio en la forma de abordar los tópicos de las canciones en cuánto a composición, pero sin dejar los tintes pop, que son su sello. Melodías como 'La vida y el corazón', que fue la primer muestra -contando con una bullada participación de Fernando González en el vídeo del tema-, logran encantar al oyente con la cotidianidad de su lírica. Otro punto destacable, es la gran cantidad de posibles sencillos que tiene la placa. 'Emperatriz' –con Vicky Cordero de La Reina Morsa en los coros-, 'Wake Up' y 'Emperador' se deberían sumar a 'Un Poco Tonto', que ya se encuentra sonando en las radios nacionales.

La parte más reflexiva del trabajo la muestran temas tétricos, como 'Un Cuadro Perfecto', en dónde se vislumbra a un pintor "tonto y sincero" que relata la sombría época que está viviendo a través de la composición del cuadro de su vida; y termina de aparecer con el 'Himno del Bicentenario', que cierra el disco lanzando todo a la mierda con una sinceridad que reniega, incluso, ser chileno y vivir en esta parte del mundo. Todo un himno al inconformismo nacional.

En síntesis, Primavera de Praga logró sacar un disco que puede pelear entre lo más destacable de este año que se aproxima, puntos tiene de sobra. Como dijo el mismísimo Leo Saavedra en su visita a La Serena hace algunas semanas: "Creo que he hecho cuatro veces el mismo disco… y creo este me salió bien".



Por Raúl Álvarez