jueves, 28 de junio de 2012

Steel Pulse: El peso de la experiencia

Steel Pulse en Chile
Miércoles 27 de junio, Teatro Caupolicán

La última vez que los británicos de Steel Pulse pisaron suelo chileno fue hace poco más de un año, para ser parte de la primera versión local de Lollapalooza. Pero un set de festival no bastó. Después de todo, la banda es una de las pioneras del movimiento reggae a nivel mundial y la experiencia de verla actuar en vivo no debería estar limitada por los tiempos de un evento tan masivo.

Es por esto que la presentación en solitario que los de Birmingham agendaron para este 27 de junio en el Teatro Caupolicán resultaba tan interesante. Ahora, a diferencia de lo ocurrido en el 2011, la cita garantizaba poder apreciar el show de Steel Pulse en toda su plenitud, con todo lo que ver a una leyenda que ha marcado generaciones implica.

La noche empezó con el teloneo de Quique Neira. El músico y su banda mostraron en su mayoría canciones de “Alma” (2011), además de pequeños guiños a su etapa en Gondwana y hasta un cover (en clave reggae) de ‘Smoke on the Water’ de Deep Purple. Todo en un set que entre música y conversación dejó la sensación de ser un tibio intento de reivindicación.

Quique Neira

Con la salida de Neira y la cancha del teatro ya completamente llena, llegó la hora de lo que todos estaban esperando. Tras una breve introducción instrumental de la banda, ‘Earth Crisis’, la canción que da nombre al disco de 1984, fue la encargada de abrir los fuegos. Y apenas salió a escena, David Hinds –de impecable blanco de pies a cabeza- y compañía dejaron en claro cuál sería la tónica de la noche: un gran despliegue de energía, mucha actitud y clásicos a coro.

Es que el estar frente a un grupo que lleva más de 35 años de trayectoria podía llevar a pensar que el estado físico o el desgaste de sus integrantes provocarían un show poco fluido. Pero Steel Pulse es todo lo contrario: sus integrantes, que ya superan los 50 años, dan vida a un set que es la llama suficiente para provocar la combustión general. Energía pura.


Con un manejo escénico notable, coreografías y Selwyn Brown saliendo de los teclados para rapear en variadas ocasiones, la presentación siguió con canciones como ‘Chant a Psalm’, ‘No More Weapons’, ‘House’ y ‘Drug Squad’, generando un ambiente de catarsis generalizada a través de pasajes sonoros cálidos y atrapantes. 


Todo esto hasta que llegó el momento del quiebre. Tras la notable y coreada interpretación de ‘Steppin’ Out’, la agrupación abandonó el escenario para -después de unos minutos,-volver con una versión acústica de ‘Back to my Roots’. La emocionante interpretación a voz, guitarra y saxo, dejó en evidencia la versatilidad de Steel Pulse, además del gran estado de la voz de Hinds.


En total, poco más de una hora y media de show, en un jamming generalizado que sólo dejó caras felices. En defenitiva, Steel Pulse, la banda determinante del roots reggae, mostró un repertorio con lo mejor de su extenso catálogo, con la solidez, manejo y potencia que sólo la experiencia puede otorgar.


Revisa más fotos del concierto en el Portafolio Melómanos.

Texto por Ignacio Silva
Fotos por Bianca Godoy